Antecedentes

Biocell ULTRAVITAL

Actualmente, la Biotecnología se transforma aceleradamente, de una industria de investigación y desarrollo, hacia una industria de manufactura, ventas y comercialización, se pueden señalarse cinco campos en desarrollo creciente: la utilización de las Células Madres, la producción de Chips de ADN y Proteínas, la nanotecnología clínica, la ingeniería de tejidos y el desarrollo de la Proteómica.

El instituto de investigaciones biológicas de Biocell Ultravital con más de 70 años de investigación y desarrollo de material biológico específico de alto poder vital para el organismo humano continua desarrollando nuevas terapias donde hemos logrado que las células del receptor en disfunción se regeneren para su reparación y Revitalización dentro de los más estrictos y rigurosos controles que exige la bioseguridad.

Empleamos sustancias naturales en su mayoría, los llamamos compuestos celulares utilizando extractos de origen animal y vegetal que son verdaderos medicamentos biológicos 100% seguros para la nutrición celular que van progresivamente induciendo la reparación y normalización de ciclo celular como mecanismo de curación. Cuando lo empleado es la inyección de células íntegras, hablamos de renovación celular.

El éxito de nuestros tratamientos celulares radica principalmente en que es aceptada por el organismo receptor sin riesgo al rechazo o posibles trastornos en la genética celular de quien la recibe, sus efectos son revitalizadores en una primera fase y regenerativos posteriormente, claro está que no producen la respuesta del efecto terapéutico por todos conocidos, sino que por el contrario, es el organismo el que se modifica así mismo.

A diferencia de los fármacos químicos que pueden alterar el ritmo de los procesos biológicos existentes (ej: quimioterapia), nuestros productos no tienen capacidad para imponerse al órgano blanco sino que solo actúa en la medida en que es aceptado e incorporado como propio, por lo que jamás puede actuar lesionando al organismo receptor. Las reacciones posteriores en el tiempo (por ejemplo el aumento sostenido de producción de una hormona) no se deben a la acción residual, sino a la respuesta biológica del receptor. La muy compleja pero también simple composición de nuestros productos aunque suene contradictorio, es lo más distante a la simplicidad de la mono droga, que busca como sustancia eficaz, la Farmacología.

Por centrarse generalmente en la sintomatología, la terapéutica clásica tiene una orientación hacia los eslabones finales de la enfermedad, o sea es más sintomática que causal, y están dirigidas patogenética y terapéuticamente hacia las consecuencias y no hacia si la falla obedece a nivel de las mitocondrias, los ribosomas o de las cito membranas, mal dirigidas o mal programadas genéticamente, en simples palabras, a desordenes celulares.

De manera natural, los tejidos del cuerpo a lo largo de la vida sufren un desgaste, del cual se defienden desarrollando la capacidad intrínseca de auto renovar esos tejidos que se desgastan. De no existir esta especie de auto renovación, se reduciría considerablemente la esperanza de vida de los seres vivos.

Todos los seres vivos están formados por células y todas las células del organismo tienen exactamente la misma información genética.

Sin embargo no todas se comportan igual, sabemos que la regulación del crecimiento y de la división celular (ciclo celular) es muy compleja. En el ciclo celular existen puntos de restricción que impiden la normal continuación del ciclo por varias razones como por ejemplo si las células no han alcanzado el suficiente tamaño, carece de nutrientes, tiene lesiones el ADN o recibe lesiones químicas externas etc.

El desarrollo normal es un proceso equilibrado que incluye la proliferación y la muerte celular. Los procesos de proliferación y muerte celular por apoptosis son aun más complejos e involucran la participación de muchos genes. En ambos procesos, el gen supresor p53 es uno de los genes o proteína más importantes y estudiados. Este factor de transcripción activa una variedad de genes que resulta en la inhibición de la progresión del ciclo celular y la reparación celular o en apoptosis. Las señales que activan la función de p53 incluyen: daño al ADN el cual participa en la inhibición de la progresión del ciclo celular durante la fase G1.

Cuando una célula es dañada, dependen de la intensidad del daño el que se detenga el ciclo o se induzca apoptosis. El resultado final de los diferentes mecanismos de acción de p53 es mantener la estabilidad genómica de las células. Por lo tanto, la deficiencia de esta proteína contribuye a la inestabilidad genómica, a la acumulación de mutaciones y la aceleración de la tumorogénesis, p53 se encuentra mutado en el 50-55 por ciento de todos los tipos de cáncer en humanos.

Estas mutaciones se encuentran localizadas principalmente en el dominio de unión al ADN, lo que resulta en la pérdida de su actividad biológica.

Como podrán darse cuenta, el ejemplo anterior es solo un caso que se refiere a desordenes celulares que conllevan a enfermedades muchas veces incurables, pero son muchos los factores que desencadenan trastornos en el desarrollo normal y sano de las células, pero lo que sí está comprobado es que estos se deben a una o más deficiencias en la función elemental de la célula y/o deterioro en su propio ambiente.

Por otro lado gran parte del amplio elenco de las enfermedades que afectan al ser humano, se basan en la degeneración celular y la consecuente muerte de los distintos tejidos que conforman nuestro cuerpo, ya sea de manera aguda (infartos) o crónica (degeneración envejecimiento).

Es por esta razón que hemos incluido a nuestras formulas tejidos precursores de células embrionarias que corresponden a las formulas de productos de 2da generación celular y tejidos precursores con rico contenido de células pluripotenciales como es el caso único en el producto HUMAN ULTRACELL 3G, de esta forma logramos colocar a la disposición del organismo humano nuevos materiales celulares que le darán una nueva dinámica a las formulas anteriores de nuestros ya reconocidos productos y sobre todo le estamos dando un nuevo potencial terapéutico con la suficiente diferencia de asegurarnos una función celular optima que distancie al organismo en el mayor tiempo posible del daño celular que irremediablemente se transforma en patologías y enfermedades con mayor influencia en todos los procesos del envejecimiento. La utilización de estos nuevos componentes en nuestras formulas condiciona grandes logros para la medicina regenerativa, sin riesgo al rechazo, pero principalmente importante para la medicina preventiva a través de nuestros productos.
© 2018 Biocell Ultravital. Privacidad
Like Us on Facebook Follow Us on Twitter