Analisis

Unos buscan la formula de la eterna juventud y los laboratorios de biología molecular e ingeniería genética del mundo están llenos de científicos en busca de la llave para descifrar el comportamiento de las células humanas. Pero tras dar con las células madres embrionarias, las adultas y las pluripotentes inducidas, ahora los científicos navegan en un mar de dudas. Esta promisoria área de la ciencia está impulsándolos a investigar las posibilidades de aplicar terapias celulares de origen humano para tratar enfermedades.

Para los científicos que conforman la división de Biocell Ultravital™ molecular stem cell research estamos también intercambiando continuamente conocimientos y ampliando nuestro campo de investigación con el inmenso aporte que representa la experiencia alcanzada en todas estas últimas décadas a través del instituto de investigaciones biológicas, la misión es difícil y resulta un reto el continuar avanzando en los desarrollos clínicos sobre las células madres embrionarias y adultas en cuanto a sus ventajas y desventajas con respecto al uso y su potencial terapéutico.

No tenemos claro cuál es el método más seguro para una futura aplicación de las células madre, ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las células madre embrionarias y de las pluripotentes inducidas? No sabemos muy bien cómo pasar de una célula diferenciada a otra de forma 100% segura. Son interrogantes que también se plantean los científicos que forman parte del Internacional Society for Stem Cell Research. La ventaja potencial de usar las células madre adultas, es que las propias células del paciente se podrían ampliar en los cultivos y después reintroducirlas en el paciente. El uso de células madre propias del paciente significaría que las células no serían rechazadas por el sistema inmunológico. Esto representa una ventaja pues el rechazo inmunológico es una complicación seria, entre las desventajas se ha señalado que la mayor parte de estas células tienen una auto renovación limitada, además de una manipulación engorrosa y muy costosa, sin garantía alguna de al menos conseguir una revitalización general para el organismo receptor, pero la desventaja más peligrosa es que existe el riesgo al desarrollo de posibles tumores, como lo confirman las últimas pruebas en animales.

Las esperanzas depositadas en las posibilidades terapéuticas de las células madre tienen dos caminos muy claros, reparar tejidos dañados y solucionar enfermedades genéticas, como señala Thomas Graf, coordinador del programa de Diferenciación y Cáncer del Centro de Regulación Genómica (CRG).

Se avanza muy lentamente", reconoce Graf. "Cada tipo de célula que queremos generar tiene su problema y todos los científicos del mundo estudian y desarrollan formulas, aunque todos persiguen lo mismo, desde EEUU hasta China, pasando por Francia, Alemania, Suiza, Singapur, Japón y otros. Si los investigadores carecen de rumbo fijo, ¿qué certezas se pueden trasladar a los pacientes? La publicidad desmesurada sobre los avances en la investigación con células madre ha tambaleado las expectativas de muchos pacientes y este desconocimiento ha despertado el llamado turismo de células madre.

Se trata de clínicas que operan en China, Rusia, algunos países europeos también en EEUU y Latinoamérica con poca regulación al respecto y que prometen tratamientos milagrosos gracias al uso de células madre, no probadas científicamente, para curar ciertas patologías genéticas.

Esto es incontrolable además de irresponsable y demuestra una falta de ética, señala Yann Barrandon, director del laboratorio de Dinámica de células madre de Laussane, Suiza. Al tráfico de personas en busca de una solución inexistente se le suma otra cuestión: si el tratamiento no funciona y perjudica al paciente, ¿quién se responsabiliza del asunto?

Hacer realidad todo el potencial de la terapia celular a partir de células madre de origen humano requiere todavía de una intensa experimentación para poder determinar sus riesgos y cómo evitarlos.

Tan sólo aprender a cultivar y hacer que se reprodujeran las células madre en el laboratorio requirió veinte años de trabajo. Se necesitarán muchos años más, para que esta área de la investigación avance tan rápidamente como sea posible. El precio de no hacerlo así, se paga diariamente en la disminución de la calidad y cantidad de vida de miles de personas y todas estas investigaciones y desarrollos científicos continúan estando en el centro del debate bioético, religioso y político.

Por ahora el arsenal terapéutico de origen animal y vegetal mantiene un alto rango casi indispensable para la industria farmacéutica que produce y registra cada año más de 100.000 nuevas formulas derivadas en la fabricación de diversos medicamentos para la cura y control de enfermedades en los humanos, como son las Insulinas, adrenalina, Corticoide, Estrogeno Estradiol, Vitamina B12 Aminoácidos son algunos de la interminable lista, además del uso de órganos y glándulas de origen animal para el trasplante en humanos a través de lo que se conoce como xenotransplantes.

En Biocell Ultravital™ de Francia, estamos solo a un paso de ampliar nuestro enfoque terapéutico en todas las dimensiones, el futuro ya es mañana y el camino de la medicina debe ser prevenir sin pensar en diagnosticar, regenerar sin pensar en curar.

© 2018 Biocell Ultravital. Privacidad
Like Us on Facebook Follow Us on Twitter